Aparato Circulatorio

Circulación en los Seres Humanos

Escrito por aparatocirculatorio 11-10-2011 en General. Comentarios (0)

 

El cuerpo humano es recorrido interiormente, desde la punta de los pies hasta la cabeza, por un líquido rojizo y espeso llamado sangre. La sangre hace este recorrido a través de un sistema de verdaderas “cañerías”, de distinto grosor, que se comunican por todo el cuerpo.

La fuerza que necesita la sangre para circular se la entrega un motor que está ubicado casi en el centro del pecho: el corazón, que es una bomba que funciona sin parar un solo segundo.

Estos elementos, junto a otros que apoyan la labor sanguínea, conforman el Sistema o Aparato circulatorio

El sistema o aparato circulatorio es el encargado de transportar, llevándolas en la sangre, las sustancias nutritivas y el oxígeno por todo el cuerpo, para que, finalmente, estas sustancias lleguen a las células.

También tiene la misión de transportar ciertas sustancias de desecho desde las células hasta los pulmones o riñones, para luego ser eliminadas del cuerpo.

El sistema o aparato circulatorio está formado, entonces, por la sangre, el corazón y los vasos sanguíneos.

 

 

 

  • EL CORAZÓN:

Órgano principal del aparato circulatorio, propulsor de la sangre en el interior del organismo de la sangre en el interior del organismo a través de un sistema cerrado de canales: los vasos sanguíneos.

Está compuesto esencialmente por tejido muscular, conocido como miocardio y, en menor proporción, por tejido conectivo y fibroso, y subdividido en cuatro cavidades, dos derechas y dos izquierdas, separadas por un tabique medial; las dos cavidades superiores son llamadas aurículas; las dos cavidades inferiores se denominan ventrículos. Cada aurícula comunica con el ventrículo que se encuentra por debajo mediante un orificio: aurícula ventricular, que puede estar cerrado por una válvula: las cavidades izquierdas no comunican con las derechas en el corazón. Este, está situado en la parte central del tórax, entre los dos pulmones, apoyándose sobre el músculo diafragma y precisamente sobre la parte central fibrosa de este músculo; está en una situación no totalmente medial, ya que en su parte inferior está ligeramente inclinado hacia el lado izquierdo.

 

Anatomía del Corazón

  • Situación: el corazón está situado prácticamente en medio del tórax, entre los dos pulmones, encima del diafragma, delante del raquis torácico separado de las vértebras por el esófago y la aorta, y detrás del esternón y de los cartílagos costales. El corazón se fija en esta situación por medio de los grandes vasos que salen y llegan a él, y por el pericardio.
  • Forma y orientación: el corazón tiene forma de pirámide triangular o cono, cuyo vértice se dirige hacia abajo, hacia la izquierda y hacia delante, y la base se dirige hacia la derecha, hacia arriba y un poco hacia atrás.
  • Volumen y peso: el volumen del corazón varía según el género y la edad. Tradicionalmente se ha comparado el volumen del corazón con el de un puño, pero cambia considerablemente dependiendo de si el corazón está en sístole o en diástole.

Partes del Corazón

El corazón está dividido en dos mitades que no se comunican entre sí: una derecha y otra izquierda. A lo largo de la mitad del corazón hay una pared musculosa y gruesa llamada tabique. La tarea de este tabique es separar el lado izquierdo del lado derecho del corazón. La mitad derecha siempre contiene sangre pobre en oxígeno, procedente de las venas cava superior e inferior, mientras que la mitad izquierda del corazón siempre posee sangre rica en oxígeno y que, procedente de las venas pulmonares, será distribuida para oxigenar los tejidos del organismo a partir de las ramificaciones de la gran arteria aorta.

Cada mitad del corazón presenta una cavidad superior, la aurícula, y otra inferior o ventrículo, de paredes musculares muy desarrolladas. Existen, dos aurículas: derecha e izquierda, y dos ventrículos: derecho e izquierdo. Entre la aurícula y el ventrículo de la misma mitad cardiaca existen unas válvulas que se abren y cierran continuamente, permitiendo o impidiendo el flujo

sanguíneo desde el ventrículo a su correspondiente aurícula.

 

 

Funcionamiento del corazón

El corazón realiza un movimiento de contracción llamado sístole, para impulsar la sangre y lograr que ésta llegue a todos los rincones del cuerpo. Por el contrario, tiene un movimiento de dilatación llamado diástole, y vuelve a llenarse de sangre.

El corazón es un músculo muy especial, puesto que late sin necesidad de que sea el cerebro quien le envíe la orden precisa de que lo haga. Además adaptará siempre su movimiento a las necesidades del organismo.

La sístole y la diástole no se realizan a la vez en todo el corazón, se distinguen tres tiempos:

Sístole auricular: se contraen las aurículas y la sangre pasa a los ventrículos que estaban vacíos.

Sístole ventricular: los ventrículos se contraen y la sangre que no puede volver a las aurículas por haberse cerrado las válvulas de comunicación con ellas, sale por las arterias pulmonares y la aorta.

Diástole general: Las aurículas y los ventrículos se dilatan, al relajarse la musculatura y la sangre entra de nuevo a las aurículas.

Circulación menor y mayor                          

La sangre realiza un doble circuito por el corazón. A través de las venas cavas, la sangre llega hasta el corazón y entra en él por la aurícula derecha, desde donde pasa al ventrículo derecho y sale del corazón por la arteria pulmonar, que la llevará hasta los pulmones.

 

LOS VASOS SANGUÍNEOS

La sangre recorre todo nuestro organismo a través de conductos llamados vasos sanguíneos formando un circuito cerrado, lo que significa que la sangre continuamente está dando vueltas por el mismo recorrido, sin salirse nunca del circuito. Los vasos sanguíneos son de tres tipos: arterias, venas y capilares, y distribuyen y recogen la sangre de todos los rincones del cuerpo.

Arterias

Son vasos elásticos y de paredes gruesas. Nacen de los ventrículos y llevan sangre desde el corazón al resto del cuerpo. Por las arterias sale la sangre del corazón. Estos son los vasos que tienen la pared más gruesa, formada por tres capas: una interior o íntima, formada por el tejido denominado endotelio, una intermedia, con muchas células de músculo liso y fibras elásticas, y una exterior o adventicia, con fibras de colágeno y elástica.

Del corazón salen dos Arteria:

Arteria Pulmonar: que sale del Ventrículo derecho y lleva la sangre a los pulmones.

Arteria Aorta: este es el vaso sanguíneo más grande que posee nuestro organismo, con aproximadamente un diámetro de 2.5cm.

 

Venas

Son vasos de paredes delgadas y poco elásticas. Nacen en las aurículas y llevan sangre del cuerpo hacia el corazón y desembocan en las Aurículas. Sus paredes tienen las mismas capas que las arterias, pero mucho más finas sobre todo la capa muscular, ya que debe llevar la sangre que vuelve al corazón a una presión más baja.

En la Aurícula derecha desembocan:

Vena cava superior: formada por las yugulares que vienen de la cabeza y las venas que proceden de los miembros superiores.

Vena cava inferior: drena la sangre desde la parte inferior del cuerpo. A ella llega la sangre de las Ilíacas que vienen de las piernas, las renales de los riñones, y la hepática del hígado.

En la Aurícula izquierda desembocan las cuatro venas pulmonares que traen sangre desde los pulmones y que es sangre arterial.

Capilares

Son vasos muy finos y de paredes muy delgadas, que unen venas con arterias. Su única función es la de favorecer el intercambio gaseoso y de nutrientes. Los vasos capilares son los más finos y su pared está formada sólo por una capa de células endoteliales.

Las grandes arterias que salen desde los ventrículos del corazón van ramificándose y haciéndose más finas hasta que por fin se convierten en capilares, vasos tan finos que a través de ellos se realiza el intercambio gaseoso y de sustancias entre la sangre y los tejidos. Gracias al impulso del corazón este circuito siempre está en funcionamiento.

Los Capilares son vasos muy finos en que se dividen las arterias y que penetran por todos los órganos del cuerpo, al unirse de nuevo forman las venas.

 

LA SANGRE

La sangre es un tejido líquido, compuesto por agua y sustancias orgánicas e inorgánicas, como son las sales minerales disueltas, que forman el plasma sanguíneo y tres tipos de elementos formes o células sanguíneas: glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas.

El plasma sanguíneo constituye el 55% de la sangre y el 45% lo constituyen los elementos formes o células sanguíneas. Un humano adulto promedio posee de 4 a 6 litros de sangre.

 

Plasma sanguíneo

El plasma sanguíneo es la porción líquida de la sangre en la que están inmersos los elementos formes.

El plasma sanguíneo es esencialmente una solución acuosa de composición compleja, conteniendo cerca del 90% de agua y el otro 10% está formado por proteínas, sales diversas y diversas sustancias que están siendo transportadas por la sangre.

Además de vehiculizar las células de la sangre, también lleva los alimentos y las sustancias de desecho recogidas de las células..

Glóbulos rojos

Los glóbulos rojos también llamados Eritrocitos o hematíes, están presentes en la sangre y transportan el oxígeno al resto de las células del cuerpo.

 

 

Los eritrocitos carecen de núcleo, por lo cual no pueden ser considerados estrictamente como células. Contienen algunas vías enzimáticas y su citoplasma está ocupado casi en su totalidad por la hemoglobina, una proteína encargados de transportar oxígeno y dióxido de carbono.

-        Hemoglobina

La hemoglobina es un pigmento, una proteína conjugada que contiene el grupo "hemo". También transporta el dióxido de carbono, la mayoría del cual se encuentra disuelto en el plasma sanguíneo.

Glóbulos blancos

Los glóbulos blancos o leucocitos son los encargados de destruir los agentes infecciosos y las células infectadas, efectúan trabajos de limpieza, cutos encargados son los fogocitos y de defensa: linfocitos, secretan sustancias protectoras como los anticuerpos, combatiendo las infecciones.

 

 

Es enonces, posible concluir que el corazón está trabajando desde que comienza la vida en el vientre materno, y lo sigue haciendo por mucho tiempo más, hasta el último día.

Para que bombee sangre hacia todo el cuerpo, el corazón debe contraerse y relajarse rítmicamente. Los movimientos de contracción se llaman movimientos sistólicos, y los de relajación, movimientos diastólicos.

 

La Circulación en Animales

Escrito por aparatocirculatorio 11-10-2011 en General. Comentarios (10)

El aparato circulatorio permite transportar los nutrientes que se absorben del tubo digestivo hacia todas las células del cuerpo de los animales. Existen aparatos circulatorios simples como la circulación abierta, es decir, utilizan el celoma para distribuir sus nutrientes. También hay aparatos circulatorios complejos con circulación cerrada, no usan el celoma, sino vasos muy finos, conocidos como arteriolas, para distribuir los nutrientes a cada célula.

Los sistemas Circulatorios están formados por un conjunto de tejidos y órganos encargados de impulsar los líquidos hacia todos los tejidos y órganos del animal.

De esta forma, existe una gran clasificación respecto  a la circulación de los animales:

·        Circulación No Sistemática

·        Circulacion Sistemática

Circulación No Sistemática (Sin aparato circulatorio):

Los sistemas Circulatorios están formados por un conjunto de tejidos y órganos encargados de impulsar los líquidos hacia todos los tejidos y órganos del animal.

  

 

Circulacion Sistematica (Con aparato circulatorio):

Para el buen funcionamiento de este sistema, es necesario la presencia y la correcta funcionalidad de 3 instrumentos esenciales, tales como:

·        Corazón: Formado por tejido muscular. Tiene como misión impulsar la sangre o hemolinfa manteniendo en movimiento el fluido. Pueden ser miogénico o neurogénico.

·        Fluido: Medio circundante constituido por agua, sales, proteínas, células en suspensión y pigmentos respiratorios. En los invertebrados se denomina hemolinfa, en vertebrados sangre.

·        Vasos conductores: Responsables de la condición del fluido corporal, por ejemplo existen arterias, venas y capilares.

A partir de ello, se deriva un nuevo grupo dividido según sus características:  

Sistema Circulatorio abierto o lagunar

El fluido se transporta por vasos abiertos, llegando a salir a las lagunas tisulares, que constituyen el hemocele, bañando los órganos internos.

Organismos que presentan circulación abierta:

·        Moluscos, presentan un corazón con aurícula y ventrículo, con numerosos vasos. La hemolinfa fluye a través de lagunas tisulares.

·        Artrópodos, tienen un corazón tubular situado en posición dorsal, el cual presenta orificios laterales llamados ostiolos. La hemolinfa fluye el corazón hacia las arterias, y estos la vierten a los espacios tisulare, de allí retornan al espacio pericárdico ingresando al corazón por lo ostiolos. En los insectos el sistema circulatorio transporta principalmente nutrientes.

 

 s 

          Sistema Circulatorio Cerrado

La sangre permanece dentro de vasos: arterias, venas y capilares; permitiendo un transporte más rápido y mayor control de su distribución.

En Invertebrados

·        Anélidos, presentan un vaso dorsal contráctil con cinco anillos o corazones que se unen a otro vaso ventral que distribuyen la sangre hacia los tejidos. Se presentan capilares en toda la piel del gusano. El pigmento hemoglobina esta disuelto en el plasma.

·        Moluscos cefalópodos, en los pulpos y calamares la hemolinfa circula dentro de los vasos, la hemolinfa es bombeada hacia las branquias por el corazón branquial, de las branquias pasan al corazón sistémico y de ahí a todo el organismo. Poseen hemocianina para transportar O2.

 

En vertebrados

1. Circulación cerrada simple (corazón -branquias - tejidos - corazón).

·        Peces, su corazón presenta una aurícula y un ventrículo que se comunica con el bulbo o cono arterial, llevando la sangre hacia las branquias para su oxigenación, y luego circulará hacia los tejidos por una aorta dorsal. Presentan glóbulos rojos nucleados y con hemoglobina. La sangre pasa una sola vez por el corazón.

En los peces, la circulación sanguínea está muy estrechamente ligada a la respiración, siendo los glóbulos rojos y el pigmento que contienen (la hemoglobina), los que distribuyen el oxígeno por todo el cuerpo. La hemoglobina es un componente complejo constituido por proteína y un compuesto férrico no proteínico, fácilmente oxidable. Por tal motivo la cantidad de glóbulos rojos determina la proporción de hierro contenido en la sangre. Se deduce que en los nadadores rápidos, como los atunes, tienen gran cantidad de estos, mientras que en nadadores lentos, como el rape, su proporción es menor.

La sangre circula dentro de un sistema cerrado y en ella van transportadas sustancias nutritivas, hormonas, residuos metabólicos, oxígeno y gas carbónico. La impulsión de la sangre por el sistema circulatorio se realiza mediante el corazón. Este se divide en dos partes, una aurícula y un ventrículo, siendo este último de paredes gruesas y contrayéndose regularmente al recibir la sangre de la aorta central, la cual se subdivide y aprovisiona a las branquias, que es donde se oxigena la sangre. Una vez oxigenada la sangre se distribuye a los diferentes órganos, siendo principalmente transportada a través de la aorta dorsal desde la cabeza hasta la cola.

2. Circulación cerrada doble (corazón – pulmón – corazón – tejidos – corazón).

 

a.   A. Circulación cerrada doble e incompleta:

  •        Anfibios: El corazón con 2 aurículas y un ventrículo. La sangre pasa dos veces por el corazón, observándose una mezcla de sangre arterial con sangre venosa en el ventrículo. Presenta glóbulos rojos nucleados con hemoglobina.

·        Reptiles: El corazón con 2 aurículas y 2 ventrículos; corazón con dos arcos aórticos, derecho e izquierdo, glóbulos rojos nucleados con hemoglobina. En los cocodrilos el tabique interventricular es completo, sin embargo tienen el Foramen de Panizza, en el cual se da la mezcla de sangre ven osa - arterial. Presenta dos arcos aórticos.

  

B. Circulación cerrada doble y completa.

·       Aves: Tienen un corazón con cuatro cavidades. No hay mezcla de sangre venosa y arterial en el corazón los glóbulos rojos son nucleados. El corazón presenta arco aórtico derecho.

  

 

  •  Mamíferos: Corazón con cuatro cavidades. No hay mezcla de sangres. Los glóbulos rojos son anucleados con una mayor cantidad de hemoglobina que las aves. Corazón con arco aórtico izquierdo.

 

 

La Circulación en Plantas

Escrito por aparatocirculatorio 11-10-2011 en General. Comentarios (1)

El desarrollo de un sistema circulatorio, de complejidad creciente en las distintas formas de vida, es una prueba de los mecanismos de la evolución.

 

 

En los organismos celulares simples, como la ameba y el paramecio, la función de transporte está asegurada sencillamente por las corrientes de material protoplasmático, que absorben o expulsan sustancias. Pero ya en las talófitas o algas, se observa la presencia de vías circulatorias.

Los vegetales terrestres necesitan asegurar sus recursos hídricos, y para ello cuentan con tejidos de absorción y conducción de agua y nutrientes. Los helechos, las más evolucionadas entre las plantas inferiores, muestran perfectamente diferenciados los tejidos de conducción.


Para la circulación de la savia, la planta cuenta con dos tipos de tejido: xilema y floema. Sus elementos de conducción se asocian con tejidos de sostén y parenquimático, los cuales almacenan reservas. Generalmente, están agrupados formando hacecillos conductores. El xilema es leñoso, con células muertas especializadas que forman vasos conductores, unidos entre sí. El floema está formado por células vivas unidas entre sí por orificios. Estos tejidos están ubicados de distinta manera en los diversos órganos de la planta.

La savia es una mezcla de sustancias orgánicas e inorgánicas, integrada en un 98% por agua, y en el resto por sales, azúcares, aminoácidos y hormonas. La savia bruta, compuesta por agua y sales minerales disueltas, absorbidas por la raíz, sube por el xilema y alcanza las partes de la planta donde se realiza la fotosíntesis, es decir, la transformación de los minerales en materias que el organismo necesita. A través del proceso de la fotosíntesis, la savia bruta se convierte en savia elaborada, compuesta por sustancias producidas en el metabolismo, que descienden por los orificios del floema y se distribuye en toda la planta.

Entre los minerales necesarios para las plantas, los de mayor valor son el nitrógeno, requerido para la multiplicación celular; el fósforo, que integra compuestos ricos en energía; el potasio, que favorece la asimilación de sustancias nutritivas; el calcio, que une y protege las células; el cobre, de valor durante el período de crecimiento; el cinc, que interviene en la formación de los líquidos, y el manganeso, en la de sustancias proteicas. Además, requiere magnesio, ya que ese elemento interviene en la formación de clorofila, pigmento que interviene en la fotosíntesis.

La Circulación

Escrito por aparatocirculatorio 11-10-2011 en General. Comentarios (0)

La circulación es la distribución, a todas las células del organismo, de las moléculas alimenticias y también del oxígeno, así como la recogida del dióxido de carbono, del agua y del amoníaco o sus derivados, que son los productos de desecho de la respiración celular. Además interviene en las defensas del organismo y regula la temperatura corporal.